El Aluminio es un metal de color blanco con matices azulados y uno de los más abundantes en la Tierra. Se extrae del mineral de la bauxita, primero transformándola en alúmina a través del proceso Bayer y después en aluminio metálico mediante electrólisis o anodización. Este último proceso consigue que el Aluminio tenga una mayor resistencia ante la corrosión de los agentes químicos y mayor dureza.

Ventana de Aluminio

Corte de Ventana de Aluminio y Madera

El uso de la ventanas de Aluminio está más extendido en las zonas más cálidas, esto se debe a que no proporcionan tan buen aislamiento térmico (ni acústico) como las ventanas de PVC, aunque tengan prestaciones parecidas a éstas. También se usan mucho en las zonas de interior con poca humedad ambiental, ya que el Aluminio es sensible a corroerse ante la salinidad del mar. Son también una opción para estancias interiores donde no se requiere un buen aislamiento como en trasteros o despensas.

Porque la Ventanas de Aluminio Son de las Más Utilizadas

Las ventanas de Aluminio se han impuesto en las últimas décadas, primero a las tradicionales de madera y después a las de hierro o acero, por su durabilidad, ligereza y fácil mantenimiento, además de por ser un metal fuerte y resistente a las temperaturas extremas, que las hace muy prácticas para las zonas exteriores de viviendas o edificios.

Hay una gran variedad de perfiles para ventanas de Aluminio a elegir, no sólo en forma sino también en variedad de colores, incluso imitaciones a madera casi perfectas, y que además responden a cualquier necesidad arquitectónica. Normalmente, estas ventanas vienen con persiana y su capialzado integrado y montado en una pieza, lo que facilita el montaje.

Existe también la combinación de carpintería mixta de aluminio y madera, aprovechando así las ventajas del Aluminio en el exterior y disfrutando de la elegancia de la madera en el interior, que le confiere un ambiente más íntimo y acogedor. Las ventanas de Aluminio son resistentes a muchos de los agentes químicos y soluciones acuosas, y en comparación con las de PVC no resultan tóxicas en caso de incendio.

Por otro lado, los precios de estas ventanas son económicas, más aún sin rotura de puente térmico. No obstante, el precio puede variar considerablemente según el sistema de apertura o tipo de cristal que lleven, como por ejemplo oscilobatiente con mecanismo elevable autómatico, doble acristalamiento con cámara y vidrios de seguridad.

Inconvenientes de las Ventanas de Aluminio

Sin embargo, el Aluminio es un buen conductor térmico que permite que el frío y el calor pasen fácilmente al interior de la vivienda. Para evitarlo, se realiza la rotura del puente térmico (RPT) con un plástico que separa el marco exterior del interior, creando así el aislamiento térmico.

Dada la alta conductividad térmica de las ventanas de Aluminio sin rotura de puente térmico, en los meses más fríos de invierno suelen crear condensación en el marco y el cristal y con el tiempo humedades en la pared, algo que ocurre por la diferencia de temperatura entre el aire caliente y húmedo del interior de la vivienda, el aire muy frío del exterior y una superficie fría.

En la transformación del Aluminio al igual que las de PVC, se emiten gases nocivos a la atmósfera debido al uso de diversos elementos químicos tóxicos, como los decapantes usados para limpiar el metal antes de imprimirlos y lacarlos o el acetato de níquel usado para proteger el anodizado del Aluminio, y que pueden presentar un riesgo para la salud.

Otro de los incovenientes que presenta el Aluminio es su alto índice de corrosión ante la salinidad de las zonas costeras. Dicha corrosión lo hace más vulnerable a rayaduras y puede decolorar la superficie del perfil de la ventana o crear problemas de funcionamiento.También presenta susceptibilidad a los ácidos orgánicos, ácido clorhídrico, fluorhídrico y sulfúrico, así como a la corrosión electroquímica que se crea por la diferencia de potencial entre los metales, como puede ocurrir si se fija una ventana de Aluminio con tornillos de acero, que desgastarán el Aluminio que se encuentra alrededor de estos.

Por otro lado, este sistema de unión de piezas con tornillos o lengüetas puede no ser tan impermeable a la infiltración de agua y aire como un perfil de PVC, donde la unión se realiza por medio de soldadura.

Tratamientos, Mantenimiento y Limpieza del Aluminio

El Aluminio requiere de una serie de tratamientos para proteger su superficie, a pesar de crear de forma natural una capa de álumina muy resistente e impermeable al oxidarse en contacto con el oxígeno, que la hace más resistente a la corrosión. Para hacer más uniforme ésta capa y proteger su durabilidad se realiza el tratamiento de anodizado, que además garantiza la correcta adherencia de la pintura.

Otra forma de proteger al Aluminio es realizar un lacado con pinturas o revestimientos orgánicos sobre este para mejorar sus propiedades físicas además de su aspecto estético (color). Las pinturas que se emplean son disolventes, ligantes y adhesivos, básicamente estabilizantes.

Hay varios procesos que aumentan la resistencia del Aluminio, como son el estirado en frío y el templado. El primero consigue una elevada resistencia mécanica y disminuye su ductilidad, mientras que el templado consiste en dos etapas, una del endurecimiento del Aluminio mediante calor y otra de enfriamiento brusco, aumentando así la dureza y flexibilidad del Aluminio.

Para conferirle mayor conformabilidad, es decir, hacer el Aluminio más fácil de moldear para darle unas formas determinadas, se usa el proceso de recocido mediante altas temperaturas.

Es importante evitar rayaduras en la superficie de los perfiles de Aluminio al igual que las manchas, pues los deterioros producidos por estos son difíciles de reparar. Hay que evitar también el contacto del Aluminio con otros metales, así como con morteros o pastas de cementos y la humedad, ya que puede sufrir degradación.

Para la limpieza de las ventanas de Aluminio es conveniente utilizar un detergente no alcalino y agua caliente, evitando siempre el uso de productos ácidos, básicos o abrasivos. Se puede aplicar con una esponja o paño suave y después hay que aclarar y secar.

Reciclaje

Casi la totalidad de los productos de Aluminio pueden ser reciclados y de forma repetida. Puede provenir de diferentes tipos de deshechos como latas y envases, papel de aluminio, tuberías, contenedores o placas de vehículos… Otra fuente son los restos y virutas que se producen en su fabricación. Para el éxito del proceso de reciclaje es importante separar y clasificar el Aluminio por sus características y dimensiones.

Las empresas recolectoras de Aluminio lo llevan a un centro donde se separa, limpia y clasifica, para después venderlo a los minoristas y mayoristas que se encargan de aplanarlo y agruparlo en paquetes. Luego lo llevan al comprador o fundidor que calienta y funde los restos de Aluminio con el diseño y producto a petición de sus clientes.

Ventajas y Desventajas

Las principales ventajas de las Ventanas de Aluminio son:

  • Alta resistencia a la corrosión de sustancias químicas y durabilidad
  • Su instalación es sencilla y rápida debido a su ligereza
  • Sus propiedades no se alteran con temperaturas altas o bajas
  • Apenas necesitan mantenimiento y son fáciles de limpiar
  • No son inflamables ni desprenden sustancias tóxicas
  • Resistente a muchos agentes químicos
  • Existe amplia variedad en acabados y colores
  • Fáciles y baratas de reciclar
  • Precios económicos

Las desventajas de las Ventanas de Aluminio son:

  • Por su facilidad conductiva del calor y el frío necesitan romper el puente térmico
  • Se corroe con la salinidad del mar y ciertos agentes químicos
  • Sin rotura del puente térmico, en invierno suelen generar condensación
  • Más frío al tacto que otros materiales

Fuentes