Desde que en el siglo IX a.C. la ventana comenzara a usarse, ésta se convertiría en elemento constructivo imprescindible. En un principio era un mero tragaluz, cuya única utilidad era dejar pasar la luz hasta desarrollarse en las ventanas actuales, donde no sólo son importantes la iluminación y la ventilación sino también la protección contra el frío, el calor y el ruido.

Para una correcta elección hay que escoger el material del perfil y el acristalamiento que mejor se adapte al clima de la zona y a las características de la construcción. Otro factor a tener en cuenta es la función que se espera de la ventana en la estancia donde se va a instalar, pues el tipo de uso y el lugar condicionan en gran medida el sistema de apertura y el herraje. Algunos complementos como la contraventana, la mosquitera o el cajón de persiana pueden influir en mayor o menor medida al aislamiento del conjunto.

Elementos de una Ventana

Estos son los elementos básicos y fundamentales en una ventana:

Las Hojas se fijan o articulan al marco o cerco mediante herrajes y son los elementos móviles de la ventana. En ellas se pueden colocar toda clase de vidrios que en su mayoría, mejorarán el aislamiento térmico y acústico del conjunto. El Vidrio se fija sobre el marco de la hoja con unos junquillos, normalmente de madera o metal, que se colocan previamente y sujetan el cristal al perfil.

El Marco o Cerco -también denominado perfil- sustenta las hojas de la ventana y se fija al premarco y en su defecto a la pared. La parte externa del perfil ha de ser resistente al clima de la zona y en consecuencia se elegirá madera, acero, aluminio, PVC o Poliuretano o una combinación de algunas de ellas. Puede tener diversas formas aparte de las clásicas ventanas cuadradas y rectangulares.

Aunque el Premarco no es obligatorio es aconsejable porque facilita el ajuste entre el hueco y la ventana para una mejor fijación; posibilita instalar la ventana en una fase más avanzada de la obra -evitando riesgos de golpes, rayas o polvo; y permite reemplazar la ventana con facilidad.

El Premarco rodea todo el hueco y se fija al tabique por medio de unos anclajes. Normalmente es de acero, pero también los hay de madera y aluminio, y una vez instalada la ventana este queda oculto. Los Herrajes o Bisagras permiten abrir o cerrar la hoja y su sistema dependerá del tipo de apertura, el número de hojas así como de su altura y anchura. A mejor herraje mayores valores aislantes.

Fuentes: